Técnicas para conectar tu mente y cuerpo

La rutina del día a día nos presiona y nos agota constantemente, hasta el punto de creer que solo un par de días para descansar no son suficientes; es por esto que buscar alternativas de distracción como deportes, manualidades e incluso la meditación, es hoy un escape de la realidad que nos lleva a alivianar la carga laboral, familiar y social. En este artículo queremos contarte un poco sobre las técnicas más comunes de meditación, con el fin de que liberes y conectes tu mente y cuerpo, consiguiendo así un equilibrio.

Lo más importante a la hora de meditar es encontrar un espacio adecuado, muy cómodo y tranquilo, que en lo posible este alejado del ruido para que la concentración sea mayor. Para comenzar debes sentarte con una postura recta y las piernas cruzadas, respira profundo y empieza lentamente a controlar tu respiración, para que poco a poco tu mente y pensamientos empiecen a neutralizarse, hasta que finalmente puedas dejar tu mente totalmente en blanco, debes ignorar en ese momento cualquier cosa que cruce por tu cabeza, solo déjalos pasar y cuando lo consigas podrás aplicar alguna de las siguientes técnicas:

  1. La respiración: Está técnica es esencial a la hora de meditar, debes conseguir que toda tu concentración se centre en tu respiración, inhalado y exhalando suavemente, siente como el aire se transporta por todo cuerpo, hasta llegar al pecho; debes sincronizarte por completo con tu respiración.
  1. La técnica del espejo: Debes sentarte con la espalda recta, poner las manos en tus rodillas, cerrar los ojos y comenzar a visualizarte a ti mismo, como si te tuvieras sentado al frente o viéndote a un espejo. Debes analizarte detalle a detalle, conócete, analiza tu ropa, tu cabello, tus expresiones y como te mueves… encuéntrate.
  1. Vela parpadeante: Con los ojos cerrados y controlando tu respiración de manera fluida, pensarás e imaginarás un cuarto oscuro, en donde solo veas una vela frente a ti, apreciarás detalladamente como su llama es tenue y por momentos intensa, que toda tu energía se canalice en esta luz, verás cómo tu cuerpo y mente se colman de serenidad al finalizar esta práctica.
  1. Hakini Mudra: Proveniente de la tradición hindú, hace alusión a las formas que podemos imponer con nuestras manos cuando llevamos a cabo la meditación. Cada una de las posturas permite que el cuerpo y la mente sean llevados a un estado de concentración, relajación y energía.Esta técnica revitaliza, aleja el estrés y acopla tu energía mental y corporal, ayudando en muchas oportunidades a recordar cosas que has dejado en el olvido. Con una posición recta, deberás poner tus manos delante del pecho, una en frente a la otra sin que estás tengan un contacto total, junta las puntas de tus dedos y eleva tu mirada hacia arriba, inhala y exhala en repetidas ocasiones mientras que apoyas tu lengua en el paladar, hasta que consigas relajarla totalmente.
  1. Dhyani Mudra: Está técnica es ideal para eliminar el estrés, renovar la concentración de las energías y ubicarte completamente en el presente, limpiando el camino y dejando de lado todo aquello que te distrae. A su vez nivela los pensamientos y las emociones generando un equilibrio total. Pon ambas manos para que descansen sobre tus piernas, la mano derecha sobre la izquierda formando un cuenco y a su vez los pulgares deben tocarse. Concentra tu respiración para que mientras inhalas y exhalas tu mente se neutralice.

Ahora es el momento de dedicarte tiempo, medita y renuévate para afrontar nuevos retos en tu vida cotidiana, transforma tu paz interior en energía positiva que regalaras al mundo y así mismo recibirás.

En Eco Hotel Tierra de Agua, creamos la atmósfera adecuada para tu meditación, disfruta de un ambiente lleno de tranquilidad, rodeado de una imponente vegetación. !Reserva ahora!