En la cima de la vereda El Algarrobo se encuentra la Escuela Taller Arcoíris y el Centro educativo Los Potreros donde asisten todos los niños del sector. Todas las mañanas la maestra Gladys recorre el mismo camino recogiendo uno a uno a los pequeños estudiantes en su tren de canciones. Entre risas, cantos alegres e historias, los pequeños habitantes de la vereda Los Potreros inician su jornada educativa dándole gracias a Dios por un hermoso nuevo día y compartiendo su lonchera con sus compañeros de clase mientras se preparan para continuar a aprender a leer, sumar y restar.

La labor de la maestra es apoyada por voluntarios que ascienden a la cima de la montaña para compartir con los niños de la vereda sus conocimientos y experiencias personales, como es el caso de Gabriel quien les enseñar a los niños el cuidado de la tierra y el arte de la siembra, transmitiéndoles el valor, la fuerza y la abundancia de Pachamamá.
Cuando la lluvia cae, los niños buscan en el cielo una medialuna multicolor a la que denominan regalo de Dios mientras tratan de encontrar en el horizonte su nacimiento; Paradójicamente, mientras los niños miran hacia arriba tratando de encontrar lo que Dios les ha regalado, nosotros miramos hacia abajo y vemos sus pequeñas cabecitas como nuestro regalo de Dios, que día a día con sus ocurrencias, alegrías y curiosidades nos demuestran que la inocencia, el amor y la alegría deberían ser nuestra razón de vivir.

¡Anímate, relájate y vive una experiencia única en Eco Hotel Tierra de Agua! Reserva Ahora.